Uno de los peinados que mejor sientan en una boda son los peinados fáciles hechos con trenzas, son una posibilidad realmente maravillosa para conseguir sentirnos como unas princesas en nuestra boda. Por ello si quieres apostar por un peinado bonito, este es una opción muy buena para llevar a cabo. Hoy vamos a hablar de los diferentes tipos de trenzas que existen para que elijas aquella que mejor se adapte a la idea que tenías pensada:

  • Trenza convencional: es decir, la trenza de toda la vida. Se trata de una trenza donde los mechones deben dividirse en tres mechones idénticos. Es muy sencilla de hacer, por lo que es la opción más ideal si tienes poco tiempo para llevarla a cabo.
  • Trenza de espiga: la trenza de espiga, como su nombre indica, es aquella que consigue que la trenza parezca una espiga. Es apretada y se realiza haciendo un movimiento con los mechones diferente al habitual. Es sencillo pero el efecto es realmente encantador.
  • Trenza de raíz: la trenza de raíz es aquella que se consigue peinando el pelo desde la parte de arriba del todo, desde la raíz vamos. Este tipo de trenzas siguen la forma de la cabeza y luego te permiten seguir trenzando el pelo más allá de ella.
  • Trenza cascada: la trenza cascada en realidad es un semirecogido que lo que consigue es que el pelo caiga en cascada a través de una trenza que va de lado a lado, el resultado es muy sofisticado, por lo que es una idea maravillosa para peinar tu pelo en forma de trenza.
  • Trenzas ladeadas: las trenzas ladeadas son aquellas que tiran el cabello hacia un lado y quedan recogidas así, pueden usar la técnica de raíz o la convencional. La de raíz quedará más recogiita, mientras que la trenza ladeada tradicional, quedará más suelta.